martes, 10 de agosto de 2010

Indietracks 2010

Lo mejor que se puede decir para valorar lo que ha significado para mí el Indietracks 2010, es que ya estoy contando los días que faltan para que llegue la 5ª edición. Este festival ha supuesto para mí lo que siempre había soñado, una reunión de gente única y exclusivamente interesada en disfrutar del indiepop más interesante en la actualidad. Nada de ir a emborracharse, ni a exhibirse, ni aparentar, ni a hacer negocio, ni nada por el estilo, las poco más de mil personas que nos reunimos en medio de la campiña inglesa, al lado de una vieja estación de tren y ocupando un espacio menor al de un campo de fútbol, eramos todos amantes del pop que disfrutabamos de cada canción, cada detalle, cada disco y sobre todo de cada compañero de ideales que por allí nos encontrabamos. Todos juntos, músicos, pequeños sellos, blogueros, aficionados, abuelos, padres, nietos, bebés, calvos, melenudos, gordos, delgados, tatuados, ciegos, niñas, niños, con muletas, disfrazados, guapos, feos, ingleses, americanos, franceses, griegos, alemanes, españoles, brasileños, australianos, japoneses, suecos, finlandeses.... estuvimos allí unidos por nuestro amor a la música.

Todo fue especial desde la llegada el viernes al mediodía al pequeño aeropuerto de East Midlands, luego al coqueto hotel de Ripley y finalmente la llegada a la estación de Butterley donde el tren nos llevó al recinto del festival. De ahí en adelante, multitud de conciertos, sin aglomeraciones, con todos los servicios cubiertos eficientemente por un buen puñado de voluntarios que ayudaban en todo lo que podían y más, buena bebida, varios puestos de comida, mercadillo para discos y accesorios varios y muy buen rollo entre toda la gente asistente.

Los había que se sentaban en el césped alrededor de una manta, o bien el los bancos a tomar una hamburguesa, jugaban con sus hijos en la guardería al aire libre, hacían cola en la iglesia para alguno de sus acogedores conciertos, grababan videos o hacían fotos, muchos hacían corrillo hablando con gente que probablemente solo conocían en la distancia a través de internet y por supuesto, disfrutar de la multitud de conciertos que acogían en sus tres escenarios. Desde la elegancia de grupos veteranos como The Orchids o The Cannanes, rabiosa energía de bandas nuevas como Pains of being pure at heart, Internet Forever o Veronica Falls, nuevas sensaciones como Allo Darlin', The Felt Tips o Cavalcade, asiduos como Tender trap o Ballboy, sorpresas como el regreso de The Pooh sticks o Secret Shine.... cada uno de los conciertos tenía su aliciente particular.

Sin embargo lo más importante para mí fue la gente, ha sido un verdadero placer conocer a gente tan encantadora. Empezando por mis colegas alicantinos Manolo y Javi, magníficos compañeros de los que siempre se aprende algo, nuestro guía particular Mark, con quien compartí habitación, risas, anécdotas, mucha cultura musical y que nos hizo de cicerone presentándonos a multitud de representantes del indiepop actual y de hace 20 años, Miguel Pacific Street (y sus ganas de conducir el taxi), Jorge y Eva (siempre con sus camaras a cuestas), Nacho y Patricia (siempre con una sonrisa), Cris y Madidi (gracias por la demo de Wasabi Monster), Emilie y sus amigos franceses, Dani (20 años después), Rafa Skam, Adriá y Paulita (que creo que alucinaron con todo lo que vieron), Maria Cardipunk (que apenas pudimos saludar), Nikki Bubblegum Splash (majísima), Paul Fat Tulips (que subidón), Amelia, Rob y sus niñas (siempre es un placer encontrarse con ellos), Miguel Felt Tips (impresionante concierto), Roque (omnipresente), Roker, Ian, Camilla WeePop, Peter Twee Net, Gary, Eleftheria (estupenda sesión el sábado), su amiga griega de nombre impronunciable (gracias por la demo), Marianthi, ¿Binnie? (la spanish teacher violinista), The Parallelograms, las chicas de la cruz roja, las chicas del hospital, las chicas del hotel, los taxistas (excepto el que nos recogió la primera noche a 2km del recinto), todos los que se me olvidan y de nuevo a Mark por ser un tío cojonudo.

Si queréis tener un resumen más exhaustivo musicalmente hablando, no dejéis de visitar el blog 360º de Separación dónde un servidor acompaña al Sr. Soleado y al Sr. Abad en sus comentarios acerca de todos los conciertos que vimos. Como conclusión ahí va mi top 5 de conciertos: The Pooh Sticks, The Parallelograms, Veronica Falls, The Orchids y Tender Trap (aunque solo sea por recuperar el My best friend de Talulah Gosh)

Os dejo un par de videos de Veronica Falls y otro de Felt Tips, que fue todo lo que dió de sí la batería de mi camara.









8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Alex,

Fue un placer conocerte en persona, y también leer esta crónica con una sonrisa permanente en la cara, hehehe. Es que el Indietracks es único.

El año que viene repetimos, seguro.

Un abrazo
Nacho y Patri.

alex dijo...

Muchas gracias, fue un placer conoceros a todos. Esperemos vernos antes de que llegue el Indietracks 2011 :-). Un abrazo,

alex

360º de Separación dijo...

Veo que tu impresión del Indietracks es exáctamente la misma que nos llevamos nosotros cuando debutamos el pasado año. HAY QUE CONTAR LOS DÍAS QUE FALTAN PARA EL PRÓXIMO. De hecho yo me caso el verano que viene y ya le he dicho a Sonia que tiene que ser en Agosto, porque el Indietracks NO me lo pierdo :-)

Un abrazo,
Manuel Soleado

360º de Separación dijo...

Ejemmm, que bocazas soy, quiero decir que queremos casarnos el verano que viene, pero con lo de la rodilla no nos hemos podido poner con la fecha...coño, que todavía no se lo hemos dicho a la familia :-)

Manolo

gryta dijo...

ENHORABUENA!!!! MUCHAS FELICIDADES!!! Pues mira nosotros, en pleno invierno!, cualquier dia es bueno. Un besazo para los dos.

alex dijo...

Pues ya hay dos cosas que no me pierdo el verano que viene: el indietracks y vuestra boda :-)

alex

Mark dijo...

I can't wait for next years Indietracks either! Thanks for the kind words.

alex dijo...

see you soon Mark :-)